LA 356 por RIMA Arquitectura

Por

Un hermoso proyecto de remodelación en los que las materias primas y la iluminación natural a través de amplios ventanales se conectan generando un ideal espacio para vivir.

Una buena prueba para cualquier despacho de arquitectura podría ser la calidad de trabajo realizado en la remodelación de una obra, midiendo la adaptabilidad a un entorno ya establecido.

Y de serlo así, podemos otorgarle a RIMA Arquitectura, firma fundada en el Distrito Federal en el 2004, una calificación más que aprobatoria en su proyecto La 356. La acertada transformación de una casa en los rumbos de Lomas Altas, con una privilegiada vista a una cañada, aprovechando los elementos valiosos que le dotaba la construcción y renovando en su totalidad aquello que fue necesario.

La historia de esta obra surgió tomando como punto de partida una antigua casa de los 70, con vistas a la cañada y a la ciudad. De esa construcción sólo se conservó la sala y el comedor, respetando el diseño original que enmarcaba el paisaje como vista principal. Se construyeron todos los nuevos espacios de la casa, a manera de volúmenes simétricos, con vistas privilegiadas y donde el acero estructural visible y el concreto aparente son los materiales constructivos principales.

Ricardo Urías, socio fundador RIMA.

La superficie total de construcción es de 600 m2. Una característica particular de este proyecto fue el diseño de mobiliario exclusivo, fabricado en su totalidad con finas maderas como el fresno, la parota y el tzalam, lo que vuelve al proyecto único y otorgándole a sus moradores de una exclusividad que merecen.

El propietario original de la casa fue el escultor Ernesto Paulsen, y la chimenea es una escultura en latón de su autoría, que ocupa un predominante espacio en la sala. El programa de necesidades resuelto por la firma contempla el crecimiento de la casa, contando con una habitación más -que da hacia la fachada principal- del diseño original de Manuel Rocha. Estructuralmente hablando, el cuarto de visitas y la recamara principal sobresalen más de cuatro metros, a manera de cantilever.

Amplitud, comodidad, lujo, y buen gusto… un delicado trabajo de arquitectura de interiores que vuelve cada ambiente un sitio donde se desea estar y pasar un buen rato, ya sea la recámara principal o la cocina. La 356, ejemplo palpable del esmero que por diez años RIMA Arquitectura ha impreso ha cada uno de sus proyectos.

Construcción: 2009
Ubicación: Ciudad de México
Superficie: 600 m2
Arquitectos: Arq. Ricardo Urías, Arq. Rodrigo Espinosa, Mauricio Miranda
Arquitecto encargado: Arq. Rodrigo Espinosa.
Equipo del Proyecto: Arq. Blanca Casas, Arq. Luis T. Salas
Diseño de iluminación: RIMA
Arquitectura del paisaje: Entorno, MMA
Ingeniero Estructural: Ing. Federico Romo
Ingeniero eléctrico: SURE
Supervisión de Obra: RIMA Arquitectura
Contratista: SURE, LARROC
Fotografías: Frank Lynen

Fotografías: Cortesía RIMA Arquitectura

Más información:


Bookmark and Share


Comentar